Cabecera de Caspe (Zaragoza)
Inicio Eventos Reseña
histórica
Datos
económicos
AgroTienda Rutas Lugares
naturales
Bienes de
interés cultural
Galería de
imágenes
Servicios
públicos
 

Bienes de interés cultural de Caspe

Patrimonio Cultural de Aragón
Ruta de los Iberos en el Bajo Aragón
Gran Enciclopedia Aragonesa
Castillos de Aragón
Arzobispado de Zaragoza
SIPCA Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés
   
   
   
Alcañiz (Teruel)
Escatrón (Zaragoza)
Chiprana (Zaragoza) Mequinenza (Huesca)
Maella (Zaragoza) Fabara (Zaragoza)
Samper de Calanda (Teruel) Sastago (Zaragoza)
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Mausoleo Romano de Miralpeix (BIC)

El Mausoleo de Miralpeix está situado en los jardines de la Colegiata de Caspe despues de que fuera trasladado por los habitantes del pueblo el año 1962, desde su ubicación original situado en el actual embalse de Mequinenza.

Está considerado como uno de los mejores ejemplos de arquitectura romana de todo el Bajo Aragón, tras el Mausoleo de Fabara. Se trata de un mausoleo de tipo sepulcro-templo. Fue construido a finales del siglo II o principios del siglo III d.C. A pesar de su deteriorado estado, se puede apreciar su estructura original ya que sus dos cuerpos están bien definidos. Tiene planta rectangular y su cubierta está formada por una bóveda de medio cañón de amplias dimensiones.

 
 
 
Torre de Salamanca (BIC)
Torre Salamanca de Caspe (Zaragoza)

La Torre de Salamanca de Caspe está situada sobre el conocido como Cabezo de Monteagudo, en un extremo de la población. Se trata de una construcción con una planta algo compleja, formada por un cuerpo central de planta rectangular de 12 por 8 metros que está flanqueado por un cuerpo alargado y de extremos redondeados. En el centro nace un torreón cuadrado de 4 metros de lado que destaca en altura. Todo el remate es almenado y en los muros se abren aspilleras para fusiles. Toda la obra es de buena sillería, tal vez extraída del castillo del Bailío. Fue mandado construir en 1875 por el general Manuel Salamanca para defender la población de los posibles ataques carlistas. No obstante, hay quien apunta que su función sería la de ser un centro de control de las numerosas torres de vigilancia construidas en la zona. Su financiación corrió a cargo tanto de los contribuyentes locales como del Gobierno. Ha sido restaurado completamente y se le utiliza como sede del Museo de Heráldica institucional de la Corona de Aragón.

 
 
 
Castillo del Compromiso (BIC)
Castillo de Caspe (Zaragoza)
La población de origen musulmán conocida como Qasb, fue conquistada en el 1169 por Alfonso II, ayudado por las órdenes de San Juan y de Calatrava. En agradecimiento el rey entregó esta villa a la Orden del Hospital, confirmándose esta donación en 1193. Estos monjes construyeron una fortaleza y un convento que años más tarde, en 1412, fue elegido para realizar en él el llamado Compromiso de Caspe, en el que fue nombrado Rey de Aragón Fernando de Antequera.

Durante años el recinto se utilizó no sólo como castillo sino también como convento junto con la vecina iglesia de Santa María, de estilo gótico levantino. En el siglo XIX el castillo casi desapareció ya que durante la Guerra de la Independencia las tropas francesas volaron el convento y en las guerras carlistas se vio envuelto en los combates y fue incendiado. También se utilizaron sus sillares para construir el fuerte de Salamanca.

Hace algunos años se intentó recuperar parte del castillo derribando las casas que se habían construido en su recinto y consolidando algunos de los elementos conservados. De este importante castillo no quedan más que elementos englobados en una planta en forma de cuadrilátero de unos 55 por 30 metros. Estos son un muro con remate almenado, en el que se abre una puerta ciega, con dovelas decoradas mediante escudos. Encima de él se reconstruyó una torre con remate también almenado.

Se conservan los sótanos de la fortaleza aunque muy deteriorados. De las dependencias interiores no quedan más que vestigios como un muro en talud junto con varias puertas y arcos apuntados que sostendrían las salas en las que se celebró el Compromiso.

 
 
 
 
 
Colegiata de Santa Maria la Mayor (BIC)
Colegiata de Santa Marñia la Mayor de Caspe (Zaragoza)

La colegiata de Santa María la Mayor de Caspe está situada en el centro de la localidad.

Su origen se remonta en la antigua mezquita transformada en templo románico durante el siglo XIII. El estudio de las características de este templo inicial permite establecer paralelismos con la iglesia del Monasterio de Nuestra Señora de Rueda, a la que se asemeja en sencillez compositiva, de influencia cisterciense.

El templo primitivo constaba de tres naves divididas en cinco tramos, la central y cuatro las laterales, ya que el tramo inicial de la nave central no se corresponde con las laterales por alojarse la torre en el lado Norte. Las tres naves se cubrían con bóvedas de crucería sencilla, quedando separadas por pilares cuadrangulares de cuyas esquinas arrancan los nervios de las bóvedas, con semicolumnas adosadas donde cargan los arcos fajones y formeros. En esta planta primitiva el tercer tramo de la nave central, de anchura ligeramente mayor, funcionaba a modo de crucero no saliente en planta, en cuyos extremos Norte y Sur se abría dos ingresos denominados de San Antón y del Caritatero. La cabecera, de testero recto, constaba de tres capillas en correspondencia con cada una de las naves.

La primera ampliación de la colegiata de Santa María, o segunda fase constructiva, consistió en la destrucción de las tres capillas de la cabecera, añadiendo un tramo más que funcionaría como crucero acusado en planta, de mayor anchura que el resto de los tramos, construyendo de nuevo tres capillas rectas que constituirían la nueva cabecera de la iglesia. En esta nueva planta, el crucero carece de simetría por poseer un tramo más en el lado Norte. La parte ampliada se cubrió con crucería sencilla a excepción del tramo central del crucero, que lo hizo con crucería estrellada.

La existencia de pilares de variado perfil en la zona central del crucero denotan la existencia de reformas posteriores a la nombrada: existen en la zona del crucero un pilar cuadrado girado con forma de rombo, con baquetones en las esquinas y el centro de los lados; un pilar octogonal con baquetones y por fin otro pilar octogonal sin ellos, lo que hace suponer una nueva reforma en la que se derribarían de nuevo las capillas de la cabecera para construir un nuevo crucero, cerrado por otras capillas de testero recto en correspondencia con cada una de las naves. Estas capillas probablemente estuvieron proyectadas con mayor profundidad de la que poseen realmente, que es bastante escasa.

De ellas la capilla central se cubre con bóveda de crucería estrellada; la capilla norte o de Santiago, de mayor profundidad que la central, y cubierta con crucería simple, tendría dos pisos, el inferior como sacristía alta, y el superior para albergar el archivo; la capilla Sur o sacristía baja, presenta dos tramos, uno oblicuo y otro rectangular, cubiertos ambos por crucería simple; los visibles arcaísmos que presenta su construcción hacen suponer su posible uso primitivo como pasillo de comunicación con el convento contiguo, correspondiendo a una etapa anterior a la remodelación de la iglesia.

 
 
 
 
 
 
Ermita de Santa María de Horta (BIC)
Torre Salamanca de Caspe (Zaragoza)
La ermita de Santa María de Horta fue levantada por las gentes del poblado de Miralpeix en estilo románico de carácter popular entre finales del siglo XII y principios del XIII, según muestra el análisis de sus estructuras. El edificio procede de las inmediaciones del embalse de Mequinenza, situado a 3 Km. de Caspe. En otoño de 1973 la ermita sufrió una grave inundación por la crecida del citado embalse y para salvarla, ese mismo año fue desmantelada y reconstruida en el Cabezo de Monteagudo.

La perduración de formas artísticas aún en épocas tardías, tan habitual en edificaciones de carácter popular ubicadas generalmente fuera de los principales centros artísticos, tiene uno de sus ejemplos en esta ermita, que utiliza el lenguaje románico a pesar de que en aquellas fechas ya estaba siendo sustituido por un lenguaje más avanzado. En ella se pueden apreciar dos etapas de construcción: su ábside románico y su nave gótica, resultado de una ampliación posterior.

La ermita de Santa María de Horta está construida en sillería y posee una planta alargada en forma de ojo de cerradura, dividida en cinco tramos y cubierta con una techumbre a dos vertientes apoyada en arcos diafragma apuntados. Culmina en un ábside semicircular peraltado en el que se abren tres vanos abocinados. La cubrición del ábside se realiza mediante una bóveda de horno, cubierta exteriormente por un tejado de lajas de piedra, que destaca por el escalonamiento que forman sus gradas. El alero sobre el que carga esta cubierta está formado por una cornisa moldurada en piedra que apea en mensulillas molduradas semejantes a roleos esquemáticos. En la unión entre el ábside y el espacio de la nave se alza la espadaña, que posee un alzado triangular truncado.

Antes de ser trasladado, el edificio se encontraba en estado ruinoso, conservando en pie tan sólo el ábside y las paredes laterales con pequeños canes para el apoyo del alero.

 
 
 
Casa Barberán (BIC)

La Casa Barberán de Caspe es uno de los principales edificios civiles de la localidad. Fue levantada a principios del siglo XVII, probablemente en 1627, sobre un solar que presenta un fuerte desnivel y estilísticamente combina el lenguaje barroco con elementos renacentistas.

Su fábrica es de sillar y consta de tres plantas: la baja, la noble y el ático, que han sufrido muchas modificaciones en su distribución espacial interior, especialmente tras la rehabilitación del edificio para convertirlo en Casa Cultural de la Villa. La fachada principal presenta un aspecto simétrico, el cual no se corresponde con la primitiva fachada de la casa, que era asimétrica.

En la planta baja se encuentra la puerta de acceso al edificio en arco de medio punto. La planta noble se destaca al exterior por medio de tres balcones, de los que el central es el de mayor tamaño, diferenciándose además de los laterales por presentar su vuelo recto frente al curvo de estos últimos. El balcón central presenta jambas a modo de columnas compuestas, sobre basamentos de forma convexa. Estas jambas sostienen un entablamento y frontón curvo partido, terminado en volutas, mientras que los balcones laterales se coronan con frontón triangular apoyado sobre cartelas, albergando el centro del tímpano una concha gallonada, motivo presente en otras edificaciones caspolinas. Una imposta separa la planta noble de la superior, en la que se abren tres vanos adintelados, enmarcados por jambas que sostienen un arquitrabe sobre el que apoya una concha. La fachada se remata con un alero de madera muy volado, sobre una imposta corrida decorada con 21 modillones.

Al interior, la casa Barberán se articula en torno a una escalera central organizando sus estancias en planta baja (posteriormente dividida en baja más entreplanta), planta noble y planta superior. La escalera de acceso a las plantas superiores se encuentra en el centro, y presenta cuatro tramos, destacando la barandilla de hierro forjado. La planta noble presenta diversas salas de gran tamaño cuyas paredes se decoraban con pinturas murales, y que conservaban interesante carpintería en puertas y ventanas. En la parte posterior de esta planta se ubica una capilla cubierta por una cúpula sobre pechinas, decorada con pinturas y con escudos.

La modificación más importante que ha sufrido el espacio interior de Casa Barberán consistió en la compartimentación de la planta baja original con la colocación de un forjado que dio lugar a la creación de una entreplanta, reservando la planta baja resultante para alojar locales comerciales.

 
 
 
Edificio de la Plaza Compromiso de Caspe (BIC)

El edificio de la Plaza del Compromiso de Caspe es una casa noble del renacimiento aragonés, construida en el siglo XVI, que pertenece al conjunto de edificaciones civiles más destacadas de la localidad. La casa ocupa un solar alargado, su fachada delantera está situada en la Plaza Compromiso de Caspe y el patio trasero comunica con la calle Virgen del Carmen.

El edificio consta de sótano, planta baja, primera y segunda, además de falsa o entrecubierta con altillo a manera de solanar, y está construido en piedra sillar. La parte del edificio declarada Bien de Interés Cultural es la correspondiente a la casa del XVI, cuya fachada recae a la Plaza Compromiso; en la parte posterior se levanta otra crujía, construida durante el siglo XIX, de menor interés.

El edificio renacentista presenta al interior una gran escalera de un solo tramo que asciende a la planta superior o noble, la cual se encuentra centrada por un vestíbulo desde donde se accede a las principales dependencias del edificio. Ésta planta alberga un salón central flanqueado por dos alcobas principales, completándose la planta con una cocina y otra alcoba, además de un pequeño cuarto utilizado a modo de almacén y un baño. La planta superior se utiliza a modo de despensa y almacén, presentando un solanar típicamente aragonés, orientado al sur, de los que Caspe cuenta con otros ejemplos.

En el exterior la fachada presenta una composición típicamente renacentista, ordenada simétricamente, y de gusto italianizante. Destaca la decoración con motivos renacentistas en entablamentos, jambas y dinteles en piedra. Su aspecto ha sufrido algunas importantes transformaciones que desvirtuaron su aspecto original. La planta baja se transformó para abrir tres huecos de acceso al local situado en dicha planta, desapareciendo su primitivo acceso mediante gran arco adovelado de medio punto, aunque dejando su huella en el muro. En la planta noble se disponen tres vanos, de los que el central es abalconado y de mayor tamaño que los laterales. Los tres vanos se encuentran enmarcados por pilastras jónicas en piedra, sobre las que apoya un entablamento, que se remata con un clípeo semicircular con forma de media pátera con concha central gallonada. La planta superior se abre mediante la característica galería aragonesa de arquillos de medio punto, bajo los que corre una moldura. Finalmente, el alero está compuesto por varias hiladas de ladrillo aplantillado, rematando el edificio una cubierta de teja árabe, y el solanar sobre la cubierta, que se puede apreciar desde varios metros de distancia.

 
 
 
Despoblado Ibérico de La Tallada (BIC)

El despoblado ibérico de La Tallada, también conocido como Rocatallada, es en realidad un conjunto de núcleos que forman parte de un hábitat que fue evolucionando y ocupando el territorio, conforme las condiciones iban siendo más favorables. Estuvo habitado en los siglos II y I a.C. Fue excavado por Lorenzo Pérez Temprado hacia 1920.

El conjunto mejor estudiado es el denominado Tallada IV. Ubicado sobre una pequeña plataforma arenisca, está compuesto por cinco viviendas adosadas, algunas de ellas excavadas en parte en la roca. Las casas son de planta rectangular y suelen tener dos estancias a las que se accede a través de una calle de dos metros de anchura. Se ha localizado un torreón defensivo o torre vigía con escaleras talladas en la roca y un acceso al poblado de unos 3 metros de ancho, en el que se conservan las huellas de las rodadas de los carros. En el centro del poblado existe una gran depresión que puede corresponder al emplazamiento de una gran balsa o cisterna que surtiría de agua al poblado.

Han sido hallados algunos materiales como cerámica ibérica decorada con círculos concéntricos o con bandas paralelas de color rojo, la primera de barro anaranjado y la segunda de pasta gris. Cerámica campaniense A y cerámica elaborada a mano con decoración de cordones digitados. También se han registrado hallazgos de campaniense A correspondientes a páteras y una moneda romana.

En las proximidades se extienden los conjuntos de Tallada II y Tallada III. El primero de ellos corresponde a una necrópolis que muestra un conjunto de túmulos de planta cuadrada y cistas, que ha sido en gran parte expoliado en actuaciones clandestinas. La Tallada III es un pequeño núcleo en el que se han encontrado algunos restos cerámicos.

 
 
 
Despoblado Ibérico de Palermo (BIC)

El despoblado ibérico de Palermo en Caspe es un conjunto de poblados que forman parte de un hábitat y que se encuentran ubicados en frente del yacimiento de La Tallada. Su adscripción cultural y cronológica es muy amplia ya que abarca desde los Campos de Urnas (Bronce Final) hasta el siglo III d.C., ya en época romana.

El denominado Palermo I es un yacimiento ibérico que tiene casas de planta rectangular con muros de piedra bien escuadrada. Las casas se disponen en forma de U en torno a un gran espacio libre central. En los extremos Este y Oeste se abren dos torreones defensivos de planta cuadrada. Junto al torreón del Este, que es el mejor conservado, con muros que superan el metro de espesor, se puede reconocer un gran pozo o cisterna con cerramiento de muros de piedra que almacenaría agua para servicio del poblado. El poblado queda bordeado por el costado sur por un muro y un camino que le rodea que pudo ser en tiempos foso defensivo. En el sector Este puede reconocerse un potente muro defensivo de dos metros de anchura. Entre el 10 y el 15% de este yacimiento se vio afectado por la apertura de un camino en 2005.

Han sido halladas cerámicas fabricadas a torno de tonos claros, con adornos pintados formados por líneas paralelas rojas y otra de tonos grises de factura más fina. También restos de ánforas y de cerámica campaniense A. Entre los materiales líticos hay que destacar restos de varias estelas. Estos restos aportan una cronología entre los siglos VI y I a.C.

El conjunto de Palermo II se sitúa en un montículo al Noroeste de Palermo I. En la cima del monte se conserva la acrópolis, extendiéndose las construcciones por la vertiente Oeste que son de época ibérica. Se han localizado un grupo de habitaciones conformadas por muros y base de lajas hincadas que dejan entre dos alineaciones un pequeño espacio interior que se rellena de piedras pequeñas y cantos rodados. La vertiente occidental está ocupada por restos de vivienda y muros.

Los restos cerámicos aquí encontrados están elaborados a mano con bordes en bisel, decoración de acanalados profundos e incisiones en espiga, cerámica pintada, cerámica decorada con cordones y pezones. También cerámica ibérica decorada con bandas pintadas de color rojo, otra de barro gris, hecha a torno de factura más fina y cerámica campapiense A.

Los núcleos de Parlermo III y IV están situados muy próximos a la balsa Palerma. Las construcciones se adaptan a la difícil topografía del terreno ocupando fundamentalmente la cima y el costado Este. De los cabezos se han desprendido grandes bloques de piedra arenisca, algunos de ellos poseen pequeñas hornacinas. Los muros de las casas están construidos con piedra arenisca, resultando un aparejo menudo y escasamente elaborado. Las viviendas se agrupan en tres núcleos diferenciados: el montículo Oeste con sus laderas, la cabecera del montículo del Este, y la zona más oriental, donde las casas se alinean en dos lados en torno a un espacio central. En todos los casos las plantas de las casas son de forma rectangular.

Las cerámicas, todas elaboradas a mano, se agrupan en dos órdenes: los grandes y medianos recipientes de barro más grosero con bordes engrosados y otros con digitaciones en el labio y pies planos. El otro orden corresponde a vasijas bien elaboradas, con labios en bisel, formas carenadas y en ese, asas macizas sobre las cuales se ha hecho la perforación por una peculiar técnica de excisión, las superficies lisas o con decoración de acanalados muy numerosos y diversos formando motivos geométricos, o bien en bandas o alternando con la técnica de la excisión que se combina con puntuaciones, la excisión más frecuente es dentro de triángulos que han sido vaciados de forma muy irregular.

 
 
 
 
 
Necrópolis Ibérica de La Loma de los Brunos
Necropolis de la Loma de los Brunos de Caspe (Teruel)
 
 
 
 
Yacimiento de las Piedras de la Guerrilla (BIC)

El yacimiento de las Piedras de la Guerrilla es una zona arqueológica que mide mide 60 x 15 metros. En la parte sur del yacimiento se procedió a la preparación de la roca que ha sido tallada para acomodar casas, como agujeros tallados unidos por canalillos. Una alineación de piedras de gran tamaño divide la parte más elevada. El poblado se extiende por el Sureste con amontonamientos de piedras desordenadas. Contiene grabados rupestres cuya temática son cazoletas unidas por canalillos.

 
 
Convento de Santo Domingo
 
 
La Vera Cruz
 
 
 
Arte Rupestre Levantino
Mapa del Arte Rupestre Levantino en España
El arte rupestre levantino es un bien cultural que está considerado Patrimonio de la Humanidad por declaración de la UNESCO en el año 1998. Joan Cabré (Calaceite, 1882) fué el primero que estudio e identificó este arte. Se trata de un conjunto de unas 800 cuevas, abrigos y covachos de 16 diferentes provincias de la Peninsula Ibérica. Su antiguedad estimada está situada cronologicamente entre los años 10.000 a.C. hasta los 4.450 a.C. Su nombre formal es: Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Iberica. Se expresa fundamentalmente a través de pinturas.